Sin categoría

Cuando amanece así…

Cuando amanece así… simplemente siento que es una invitación a soñar, a andar por ahí arriba, a dejarme llevar .


Es uno de los momentos en que da la certeza que no hay límites, que junto al brillo que va tomando el día, también puedo colarme por ahí y dejar los obstáculos a un lado y simplemente subir… subir a tocar a Cielo.

Estas nubes de hoy, me invitan a un paseo matutino, saltando entre posibilidad y posibilidad, sintiendo que puedo ir a tu encuentro y saberte allí, esperándome.

  • Cuando amanece asi, me doy cuenta que también ha amanecido en mí, que estás allí, latiendo asi…
  • Cuando amanece asi, mi susurro con la brisa te llega, y puedes oir aún desde este lado que estoy aquí, aquí… para ti.


Cuando amanece asi, pienso en ti (una vez más)

Ver la entrada original

Sin categoría

Escribir es persisitir

Pautas para uso correcto del español

¿Quieres ser escritor? Pues escribe mucho. Si lo haces de vez en cuando y unas pocas cosas, estás perdido. Persiste, resiste, insiste. Como todo oficio o afición necesitas práctica. Si miras tus primeros trabajos con una sonrisa sobradora, entonces estás progresando. Aunque no te des cuenta, si lees y tratas de aprender, y sobre todo […]

a través de Pastillas insistentes — literatoluisrodriguez

Ver la entrada original

Sin categoría

Suave es la noche cuando no regresas

lascosasqueescribo

Recuerdo tu mirada la primera vez que nos vimos. Tus ojos verdes invitándome a perderme dentro de ellos. No olvido las tardes, abiertas de par en par para nosotros, como las hojas de un libro aún por escribir. La boda, contigo vestido de príncipe con levita, y yo de blanco tul como la mejor de las novias. Después… los golpes desdibujan mi memoria, van y vienen las noches de pasillos blancos, los  puños llenos de sangre. Los ojos rotos, el recuerdo herido, y tú, cada vez más pequeño cuánto más grandes son tus manos. Suave es la noche, era el libro que leía en el hospital. Suave, como los rostros de nuestros hijos, como las sábanas de la noche de bodas, como tu voz pidiéndome perdón de rodillas. Suave es la noche, amor, suave, aunque a golpes de yunque te recuerde. Hoy has salido temprano y me he quedado…

Ver la entrada original 81 palabras más