Reflexiones, Salud y prevención, Sin categoría

Tipos de Amor.

Tipos de Amor.

Aunque de alguna manera pensamos que experimentamos distintos tipos de amor, todos ellos provienen del amor universal.

rose-266611_960_720

Volviendo a nuestro tema sobre cómo aprender a amar de manera práctica. Hablemos de los tipos de amor.

En primer lugar debemos comprender que el amor, cuando es amor y no “enamoramiento”, es universal. Por lo tanto, es incorrecto pensar que podemos amar a una persona y excluir de ese amor al resto o una parte de la humanidad, por cuanto el amor pone fin a la separatidad; en lugar de apartarnos de nuestros congéneres, debería acercarnos a todos de una manera profunda, en fin, con empatía, ya que yo soy uno de ellos y todos ellos son parte de mí.

texto1

La manera de amar a las personas más cercanas a nosotros funciona de acuerdo al tipo de relación, o afinidad, que tenemos con ese otro ser humano que nos ha permitido superar la separatidad. Eso quiere decir que no amamos de la misma manera a una persona con la cual compartimos un lazo sanguíneo, que a otra con la cual tenemos una relación de afinidad. (Aunque genéticamente todos estamos emparentados.)

Surgen los siguientes tipos de amor en función de la relación con el objeto amado: amor de madre, amor fraterno y amor eros.

El amor materno

cyprus-1199484_960_720

Creo que no es necesario aclarar que no todas las mujeres que se convierten en madre en el sentido biológico pueden experimentar el amor materno. Y no me refiero a los casos extremos en los cuales por A o B razón la mujer se desentiende de sus obligaciones abandonando o, incluso, quitando la vida al hijo. Hay muchos casos de mujeres quienes siendo incapaces de experimentar ese tipo de amor, quieren compensarlo con la sobreprotección como un medio para paliar su propia falta de amor.

La sobreprotección no es un acto de amor extremo sino de un extremo egoísmo, ya que se apropia de la vida de su hijo, a veces aunque este sea una persona adulta. Estas madres suelen sacar a relucir sus sacrificios y renuncias en nombre de su maternidad para justificar sus actitudes dominantes.

texto2

Hay dos formas de expresarse de la sobreprotección, una es la complacencia de los deseos del hijo y la otra es la absoluta negación de los mismos. Aunque parecen dos cosas opuestas, ambas tienen el mismo origen: la incapacidad de la madre de expresar el amor de forma debida.

Ahora bien, no podemos dejar de mencionar a tantas madres abnegadas sin llegar a ser mártires, que anteponiendo los sueños y necesidades de sus hijos, no olvidan sus propias aspiraciones y necesidades. Son luchadoras que estudian, que se preparan y a la vez luchan por la independencia y superación de sus hijos.

La diferencia entre estas dos clases de mujeres radica en la capacidad universal de amar. Una persona que ama y practica principios de amor, podrá transmitirlos de manera natural a sus hijos; una persona que no ha aprendido los principios, y las prácticas, del amor transmitirá ese vacío, esa separatidad, a sus hijos de manera inconsciente.

De manera muy personal opino que la mayoría de los males de estos tiempos radican en el hecho de que la madre no fue capaz de transmitir ese tipo de amor a sus hijos y por lo tanto crecieron para convertirse en seres humanos incompletos que buscan la manera de llenar ese vacío, muchas veces equivocando el camino al escoger falsas formas del amor.

Van de relación en relación sin que ninguna los satisfaga, buscan el éxito material, la fama, los logros, pero demás es sabido que nada puede llenar ese vacío a excepción del verdadero encuentro con esa expresión genuina de amor que no tuvieron en su momento.

Amor fraterno

homeless-845752_960_720

Hablemos del tipo de amor universal que está al alcance de todo: el amor fraterno.

La raza humana es una confraternidad genética de la que todos somos parte. Al amar a la madre, al padre, a los hijos de nuestros padres, a los amigos, a los vecinos, a los desvalidos, a los sesgados sociales, estamos amando a nuestros hermanos.

Cierto líder religioso de nuestros días explicaba que a su modo de ver la superioridad que algunas personas querían mostrar ante los demás era un sinsentido profundo ya que en su percepción toda la raza humana adolece el mismo problema de la separatidad (En su área llamada “pecado”) y que somos incapaces de solventar ese problema. Somos como un montón de náufragos atrapados en el fondo de un barranco que ven una avioneta cruzar el cielo todos los días. Todos quieren alcanzarla, pero ninguno tiene la capacidad de hacerlo. Algunos han escalado una pequeña colina, otros algún pico, pero ninguno puede salir y mucho menos alcanzar su salvación. No importa que en tu propia visión te veas un peldaño arriba de tu hermano, estás en igualdad de condiciones con él.

teto3

En este sentido podemos llegar a la conclusión de que todos necesitamos de los demás. Nadie puede aislarse del dolor y las desgracias de la raza humana, ya que, por cuanto soy humano son mis desgracias también.

“Ama a tu prójimo como a ti mismo” fue la orden del hombre más influyente en la historia de la humanidad. Quizá tenía razón.

Amor eros

heart-583895_960_720

Pasión. Romance. Enamorarse.

El tercer tipo de amor es el amor eros. El que una persona sin lazos sanguíneos con nosotros derrumbe el muro de la separatidad es un milagro aun sin una explicación lógica más allá de nuestros instintos primarios. Es como una revelación y produce una conmoción de nuestra psique capaz de transformarnos en seres diferentes.

Cuando nos enamoramos el mundo entero toma un color distinto. Vemos con otros ojos no solo los eventos sino a las personas. Todos nuestros sentidos se ven afectados.  Pero, a medida que lo extraordinario del evento se convierto en lo cotidiano de la vida, esa conmoción se calma y vuelve el universo a su lugar. Los defectos que antes se nos antojaban nimiades se vuelven insoportables y algunas costumbres que solíamos tolerar se vuelven catalizadores de férreas batallas. El enamoramiento pasó y las personas que no han desarrollado las prácticas de los principios del amor universal serán incapaces de hacer frente a la gran tragedia de descubrir a su verdadero yo en la otra persona. Este tipo de amor es el que más confusiones ha traído a nuestras vidas porque no estamos entrenados para practicarlo de manera efectiva.

texto4

¿Sobre qué se cimenta esta promesa?

Si el amor fuera una mera emoción que erupciona como una montaña de fuego para luego dormir el letargo del desamor, esta promesa no sería más que una broma barata. Pero el amor sobre el cual está cimentada es una decisión consiente sobre la cual cada uno de nosotros tiene el control por cuanto es una decisión para cada una de nuestras vidas.

Cuando ejercemos ese amor basado en un principio de vida el final del “enamoramiento” marca el inicio de una relación madura basada en un conocimiento objetivo del otro aceptando y no idealizando sus cualidades particulares.

¿Por qué es importante hablar de los tipos de amor? Porque tendemos a pensar en muchos tipos de amor, algunos de ellos basados en la duración del mismo, como si se tratara de un contrato a corto plazo o de un experimento de vida que bien puede fracasar en algún momento abriendo las puertas de la separación y no confiriéndole el carácter genuino que lo convierte en principio y no en un mero sentimiento.

Y al final, todo esto prepara el camino para comenzar a aprender las prácticas del amor verdadero. Los espero pronto. 😀

cadro de texto1

 

Ideas basadas en el libro: El Arte de Amar, de Erich Frömm

 

Anuncios

2 thoughts on “Tipos de Amor.”

    1. No me gusta ser yo la que diga esto, pero eso no se llama amor, se llama codependencia, y se genera precisamente por no tener las herramientas adecuadas para expresar y distinguir el verdadero amor de los sentimientos de vacuidad que han anidado en nuestra psique. Lo que yo recomiendo es adoptar una perspectiva objetiva de la situación y aceptar, por doloroso que sea, que el amor debe sumar, en ningún caso restar y que si de verdad se ama a alguien (Y a nosotros mismos) se debe buscar la felicidad a largo plazo aunque sea un costo muy alto a corto plazo. Porque el dolor no se puede evitar, pero sí podemos evitar ser nosotros mismos los que se lo provoquemos a la persona que nos ha dado tanto y que es valiosa para nosotros.

      Abrazos, muchas gracias por leer.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s