Sin categoría

El espíritu del agua (mitos de El Salvador II)

Búsquenme también en Letras&Poesía

Letras & Poesía

Su nombre era Chasca y había llevado una vida tranquila y sin preocupaciones. Voluble y orgullosa de su linaje, mujer hermosa y codiciada; fue prometida por su padre, Pachacutec, a un  noble zutuhil para seguir llevando una vida plácida.

Afincada junto a hermosas playas y bajo el cobijo de palmeras exuberantes, sin más preocupación que conservar intacta su belleza, Chasca tenía por sumo deleite pasearse al amanecer por la orilla de aquel mar salvaje y hermoso. Así conoció a Acayetl. Un humilde pescador que sólo tenía la ilusión de atrapar luceros en las madrugadas. Él no sabía quién era aquella inquieta aparición, pero aún así le dio gracias a su madre por haberlo traído al mundo para encontrarse con una mujer que parecía nacida del agua.

Cada mañana, sin falta, cuando se extiende  el manto dorado de Tonal sobre las playas y las faldas de los volcanes, cuando la algarabía…

Ver la entrada original 431 palabras más

Anuncios

2 thoughts on “El espíritu del agua (mitos de El Salvador II)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s